SHARE

Centroamérica, febrero 2020. La cadena de suministros es vital para aquellas organizaciones que desean abastecer a sus clientes en un determinado mercado. Su importancia radica en que permite tener control del flujo de productos desde el punto de origen hasta su destino final.

La cadena de suministros se encuentra integrada por tres componentes fundamentales: la logística, la planificación y las operaciones, que garantizan su eficiencia y por lo tanto, la optimización de recursos. Pero cuando uno de estos falla, se pierden recursos valiosos.

Ventajas de la cadena de suministros:

  • Almacén: Se aprovechan espacios, se reducen costos de almacenamiento.
  • Inventario: Inventario clasificado de acuerdo a la demanda, mayor control sobre la localización de la mecánica.
  • Transporte: Planeación de rutas nuevas, aprovechamiento de los espacios.

Coca Cola tiene un proceso único en la gestión de la cadena de suministro, que 128 años después de su creación, la mantiene como una de las empresas más exitosas del mundo. ¿Cómo lo logra?

  • La compañía produce solamente el concentrado de jarabe, para venderlo a las embotelladoras en todo el mundo, las cuales operan en un territorio exclusivo.  
  • La mayoría de estos embotelladores tienen derechos exclusivos de distribución a sus áreas geográficas predefinidas, fabrican, empacan y distribuyen las bebidas finales a los socios vendedores y clientes que luego venden los productos a los consumidores.
  • La compañía establece las pautas básicas para hacer negocios en términos de procedimientos operativos, gestión de relaciones con los clientes y gestión de consultas, y estas embotelladoras tienen cierto grado de libertad para desarrollar.
  • Parte de su éxito se debe a que además, cuenta con canales de distribución muy sólidos, alcanzando que su producto final esté siempre al alcance del consumidor final.

Para expertos de EY, el diseño de los canales es importante para la estrategia de cualquier empresa. Debido a ello, algunos de los pilares que deben contemplar las empresas en el sector de consumo masivo son:

  • Cumplir con las necesidades del consumidor inteligente: que escuchen a los consumidores cada vez más activos. Los nuevos consumidores esperan que cada compañía les brinde control, conveniencia y transparencia.
  • Crear una organización ágil, dirigida por datos: Las empresas deben repensar y reevaluar todo lo que hacen, desde el talento y las capacidades, hasta los modelos operativos y los ecosistemas, para colocar al consumidor en el centro de la toma de decisiones y desglosar los silos.
  • Crear una red transparente de respuesta a la demanda: las cadenas de suministro lineales luchan por proporcionar la flexibilidad para responder a las demandas de los consumidores por conveniencia, elección y personalización. Se necesita una red dinámica de procesos, tecnologías y empresas para satisfacer la demanda.

Si requiere ampliar esta información, comuníquese con la ejecutiva de Porter Novelli en su país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here